Capitulo 136

Arriba
Capitulo 130
Capitulo 131
Capitulo 132
Capitulo 133
Capitulo 134
Capitulo 135
Capitulo 136
Capitulo 137
Capitulo 138

 

Capitulo 136: Suturas


Autores:


Resumen:

Una de las controversias que existen hoy día en el tratamiento de las heridas por medio de suturas quirúrgicas, es ¿Quien tiene que realizar este tipo de tratamiento?. Actualmente hay cierto vacío legal respecto a la realización de suturas quirúrgicas que no reviertan gran riesgo técnico para realizarlas, estas son las suturas de piel, celular subcutáneo, aponeurosis y músculo. A mi parecer este procedimiento lo debe de realizar los profesionales capacitados para ello, indudablemente hay profesionales capacitados tanto dentro de los profesionales médicos como de los profesionales de enfermería.

Es por ello por lo que en este capitulo vamos a describir los distintos tratamientos de heridas que son susceptibles de cerrarlas quirúrgicamente.


Suturas

    Las heridas que requieren un tratamiento específico como es la sutura. De este modo, se protege la herida de agresiones externas, se aproximan los bordes haciendo la reepitelización más sencilla y mejorando el aspecto estético de la cicatriz.

    Las suturas son fáciles de realizar, y el material se encuentra disponible en cualquier centro, así que es una técnica que todo enfermero debe conocer.

    Existen una serie de conceptos que deben aclararse antes de describir las técnicas.

 

Tipos de heridas

  • Limpia: toda herida no infectada, con menos de 6 horas de evolución (salvo en regiones especificas, como la cara, donde el periodo se puede aumentar a 12 horas).

    • Con menos de 6 horas de evolución.

    • No penetrante (<1 cm).

    • Sin tejidos desvitalizados, no necrosis.

    • Sin contaminantes: suciedad, saliva, cuerpos extraños, signos de infección, mordeduras, etc.

  • Sucia: herida contaminada, con esfacelos, necrosis, detritus, o si han pasado más de 6-12 horas.

    • Mas de 6 horas de cierre por segunda intención:

      • Menos de 6 horas de signos de infección

        • Si: Desbridar + Cierre de primera intención + Antibióticos

        • No: Cierre por segunda intención + Antibióticos

 

Vacunación antitetánica

   En toda agresión en la piel es necesario tener en cuenta el estado de vacunación antitetánica del paciente. Según el mismo, se hará profilaxis o no.

Estado de Vacunación

Herida bajo riesgo, limpia

Herida de alto riesgo, sucia

No vacunado, o vacunación incompleta o desconocida

1 dosis de Td

1 dosis de Td + Gamma-Globulina

Completa >10 años

1 dosis de Td
Recuerdo a los 10 años

1 dosis de Td

Completa > 5 y <10 años

Nada

1 dosis de Td

Completa < 5 años

Nada

Nada

 

Anestesia

    La más usada es la mepivacaina al 1-2 %  con o sin vasoconstrictor (adrenalina 1:100.000).

    Se administra en infiltración subcutánea perilesional (desde el exterior hacia el interior de la herida), o en forma de bloqueo nervioso (muy adecuada para los dedos, para la cara).

    No se debe usar vasoconstrictor nunca para las zonas acras de la piel, como los pulpejos de los dedos, la nariz, pues puede provocar necrosis. En los dedos es mejor usar un torniquete.

 

Material necesario

  • Porta-agujas: Se usa para tomar y sostener agujas quirúrgicas curvas, son muy parecidos a las pinzas hemostáticas, la diferencia básica son las ramas cortas y firmes para asir una aguja, sin dañar el material de sutura.

    El tamaño del porta agujas debe ir de acuerdo con el tamaño de la aguja. Generalmente, las ramas son rectas, pero pueden ser curvas o en ángulo y los mangos pueden ser largos para facilitar la inserción de la aguja en cirugía de pelvis o de tórax.

Porta agujas de Hegar Aguja motada en un porta agujas de Hegar
  • Pinza de Disección con dientes:

Pinza de disección tipo Adson para sutura de heridas pequeñas
  • Pinzas de hemostasia: Tipo mosquito

Pinza de hemostasia tipo mosquito curvo
  • Hilos de suturas: Las agujas quirúrgicas pueden ser curvas y rectas, desechables o reutilizables. En cesárea se utiliza la aguja curva que permite pasar por debajo de la superficie del tejido y retirar a medida que aparece su punta. Las agujas tienen distinta curvatura y punta y se designan por números como: P3, P4, P5, P7, P9. Otro tipo de aguja es la atraumática que se utiliza para sutura de tejidos finos y friables.

    Existen numerosos tipos de sutura. La elección del material a utilizar en un tejido se basa en: las características individuales del material, ubicación, tipo de sutura, edad, estado de la paciente, experiencia y preferencia del cirujano. La arsenalera es responsable de preparar correctamente los materiales de sutura hasta que el cirujano los solicite y pasarlos en el momento oportuno. Se debe tener presente que los materiales de sutura como catgut, lino e hilo, son caros y delicados. Todos estos materiales deben cumplir ciertos parámetros tales como tamaño, resistencia a la tensión, esterilidad, envasado, tinturas e integridad de la unión aguja y material de sutura.

    • Tamaño del material de sutura: A mayor diámetro de la hebra de sutura, mayor es la numeración asignada. Se comienza con el 4 ó 5, que es el material de sutura más grueso disponible, disminuyendo hasta llegar al 0. A medida que múltiplos del 0 siguen indicando el tamaño, el material de sutura comienza a ser más pequeño en su diámetro. El más pequeño disponible es 11/0 que es tan fino que flota en el aire. Las suturas más finas se utilizan en microcirugía y las más pesadas para aproximar tejido óseo. En Obstetricia el sistema numérico que se usa generalmente es Nº 2-1-0-2/00. El material de sutura se puede presentar inserto en el cuerpo de la aguja, a nivel en que estaría el ojo de la aguja tradicional y se conoce con el nombre de catgut con aguja incorporada.

    • Paquetes de sutura: Todas las suturas están envueltas en 2 sobres separados. El sobre interno está estéril tanto por dentro como por fuera. Una cara del sobre externo es transparente permite una fácil inspección de los datos impresos en el sobre interno. Estos incluyen el tipo, tamaño y longitud del catgut, tipo y tamaño de aguja, fecha de fabricación y fecha de vencimiento. Los envases individuales vienen en paquetes de 12 ó 36 sobres por caja.

    • Esparadrapos quirúrgicos: tipo steri-strip.  Para laceraciones lineales, sin tensión,  superficiales.

    • Pegamentos sintéticos: tipo tissucol.
Sedas atraumática Sutura metálica por medio de grapas (Agrafes finos) Quita agrafes
  • Tijeras:

Tipos de tijeras utilizadas en las suturas de heridas, tijeras rectas para cortar hilos

y curvas para cortar tejido

 

Líneas de Langers

   Las líneas de distribución de tensión en la piel. Es importante que siempre que se pueda colocar los puntos en perpendicular a estas líneas, de forma que la cicatriz soporte la menor tensión posible (y así lo mas estética posible).

 

Preparación del campo quirúrgico

  • Antes de cualquier actuación sobre una disrupción de la continuidad de la piel, hay que preparar el campo quirúrgico.

  • Primero limpieza de la zona a anestesiar, luego la anestesia.

  • Limpiar con desinfectante la zona quirúrgica mientras nos preparamos para la sutura (lavado de manos y guantes estériles), colocar los paños para aislar la zona.

  • Así evitaremos en lo posible la infección operatoria y el resultado será mas satisfactorio.

Nudo Simple

Para evitar pincharse de manera accidental mantener la aguja separada del campo de acción mientras se realiza el nudo, puede controlarse con el mosquito.

  1. Es el nudo más frecuentemente utilizado en A.P. Para realizar el nudo se enrolla el extremo largo de la sutura (unido a la aguja) alrededor del portaagujas con dos vueltas (doble lazada sobre porta, con hilo proximal). Con la punta del porta se sujeta el cabo suelto, y se estiran los extremos para tensar el nudo.

  2. Se repite la operación en el sentido contrario, para fijar el nudo. Se estiran ambos cabos para cortar el hilo y dejar dos extremos cortos.

   

 

Sutura discontinua

Indicaciones:

  • Laceraciones, para reaproximación de bordes.
  • En zonas de tensión, supraarticulares.

Contraindicaciones: heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico
  • Suero fisiológico
  • Paños asépticos, guantes, desinfectante
  • Material de cirugía:
    • Tijeras de punta recta
    • Material de sutura con aguja:  el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.
    • Portaagujas
    • Mosquito
    • Pinzas (con o sin dientes)

Técnica: 

  • Aproximación de los bordes de la laceración, mediante la colocación de puntos simples anudados por separado.

  • Con las pinzas se eleva uno de los bordes de la herida, mientras que con el portaagujas se introduce la aguja a 1cm desde el exterior hacia el interior (de dermis a hipodermis). Debe deslizarse el hilo de sutura hasta dejar un cabo corto. En el otro borde se realiza la misma operación para pasar el hilo desde el interior al exterior.

  • De este modo tenemos atravesada toda la incisión, con un cabo corto a un lado y uno largo (el cabo de la aguja) al otro lado. Se realiza un nudo de cirujano simple.

  • Es importante que la cantidad de tejido en cada borde de la incisión sea igual (entre 0,5 a 1 cm).

  • En una laceración, el primer punto de sutura debe ser colocado en la mitad de la longitud total, y los siguientes puntos en la mitad de cada mitad sucesiva.  Asi los puntos quedan colocados de forma simétrica.

 

Sutura Continua

Indicaciones:

  • Heridas largas, rectilíneas.

  • En zonas que no están sometidas a tensión.

  • Zonas donde la estética es primordial (la  forma continua intradérmica).

Contraindicaciones: heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico.

  • Suero fisiológico.

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante.

  • Material de cirugía: 

    • Tijeras de punta recta.

    • Material de sutura con aguja:  el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.

    • Portaagujas.

    • Mosquito.

    • Pinzas (con o sin dientes).

Técnica:

  • Se realiza un primer punto de sutura, pero sin recortar los cabos, de modo que se continúa introduciendo el hilo de forma constante a lo largo de toda la incisión.

  • Usar las pinzas para separar el tejido.

  • Cruzar de forma subcutánea formando un ángulo de 45º con el eje de la herida, y salir por la dermis del lado opuesto (en la forma intradérmica, tanto la entrada como la salida se hacen por la hipodermis) manteniendo estos ángulos, la visión del recorrido hace que parezca perpendicular en la zona superficial mientras que es inclinado en la parte profunda.

  • Volver a introducir el hilo por la zona enfrentada al punto de salida anterior, y de nuevo 45º subcutánea, atravesando toda la herida.

  • Para terminar, cortar el cabo unido a la aguja de forma que sobresalga un poco para fijarlo a la piel con un esparadrapo quirúrgico, o realizando un nudo sobre el propio cabo.

 

Punto Colchonero

Indicaciones:

  • Piel laxa, donde los bordes tienden a invaginar. De este modo se dispersa la tensión de los mismos.

  • Zonas de mucha tensión.

  • La subvariante vertical permite, en la misma operación, suturar varios planos de la herida con el mismo material.

  • La variante horizontal, esta indicada en pieles gruesas, sometidas a tensión, como palmas o plantas.

Contraindicaciones:

     Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta

    • Material de sutura con aguja:  el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.

    • Portaagujas

    • Mosquito

    • Pinzas (con o sin dientes)

Técnica:

  • Vertical:

Se pasa la aguja por la herida, de un extremo al otro a unos 0,5 cm del borde. A otros 0,5 cm del punto de salida, se vuelve a introducir la aguja para pasar de nuevo a través de toda la herida hasta el punto origen, pero de forma mas profunda,  saliendo a unos 0,5 cm del primero. Se mantiene la misma dirección en los cuatro puntos. Se anuda el hilo , con ambos cabos saliendo del mismo lado, con el nudo habitual.

  • Horizontal:

De igual modo, se pasa la aguja de un extremo al otro, pero se aproxima trasladando el punto a 0,5 cm al lateral del origen, quedando en la misma línea paralela a la herida.

Se reintroduce a la misma profundidad.

 

Sutura Intradérmica

Indicaciones:

  • Heridas profundas donde tanto la dermis como la hipodermis deben ser unidas.

  • Aproxima los márgenes reduciendo la tensión en la herida.

  • Evita los espacios muertos donde se pueden formar hematomas, seromas.

Contraindicaciones:

  • Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

  • No se debe usar para heridas sometidas a tensión, ya que se produciría isquemia de los márgenes y una antiestética cicatriz.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta

    • Material de sutura con aguja: el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.. Para este punto se debe usar material reabsorbible.

    • Portaagujas

    • Mosquito

    • Pinzas (con o sin dientes)

Técnica:

  • Se trata de unir la hipodermis, sin sobresalir a dermis.

  • Desde la profundidad de la herida, se introduce la aguja para que salga por la hipodermis, debajo de la superficie cutánea. 

  • Se reintroduce por el otro lado, en esta ocasión desde arriba hacia abajo.

  • Es importante señalar que el ángulo de entrada y la dirección (desde abajo hacia arriba) es distinto que en los otros puntos, ya que lo que nos interesa es que los cabos queden mas profundos que el paso de sutura. Así, cuando se forme el nudo, será mas profundo, quedara enterrado y mantendrá mas firme la sutura.

  • Es obligado que la dermis quede intacta.

 

Laceración del cuero cabelludo

Indicaciones:

  • Se recomienda el uso de grapas, para las laceraciones lineales simples.

  • Para las complicadas, melladas, se puede requerir el uso de cierre tipo colchonero, continua, etc.

Contraindicaciones:

  • Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

  • Las grapas pueden actuar como artefacto para la realización de un TC o una RNM.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta

    • Pinzas (con o sin dientes)

    • Maquinilla para rasurar

    • Grapadora precargada

Técnica:

  • Rasurar el cabello que dificulte el cierre de la herida, de modo que esta quede al descubierto. Debe hacerse esto después de limpiar la zona, pero antes de anestesiar y desinfectarla.

  • Con las pinzas se juntan los bordes de la herida justo por encima de donde vamos a iniciar la sutura, delante de la grapadora. Así conseguimos que las grapas aproximen los bordes.

  • Las grapas se retirar mediante un dispositivo especial, como se comentará mas adelante.

 

Sutura de esquina (Colchonero horizontal parcialmente enterrada)

Indicaciones:

Heridas con formaciones triangulares, melladas, con esquinas débiles difíciles de reparar.

Contraindicaciones:

  • Escasez de tejido bajo la dermis en esquina.

  • Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta

    • Material de sutura con aguja: el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.

    • Porta agujas

    • Mosquito

    • Pinzas (con o sin dientes)

Técnica:

  • Se introduce la aguja a través de la dermis por el lado contrario al colgajo, a unos 0,5 cm de la esquina de la herida.

  • La aguja pasara por la hipodermis de la esquina del colgajo, y atraviesa la herida hasta salir por la dermis del lado opuesto al punto de entrada.

  • Así, los dos cabos salen al exterior de la herida por la zona opuesta al colgajo, y es aquí donde se realiza el nudo habitual.

  • En el resto de la herida se usan los puntos discontinuos habituales u otros según se decida.

  • Con este punto de sutura, se salvaguarda la esquina del colgajo, que no sufre lesión ni tensión.

  • La profundidad y la distancia de los puntos deben ser iguales, para evitar dismetrías, y que los bordes queden mal aproximados.

 

Reparación de las "Orejas de perro"

Indicaciones:

  • Cuando, tras la sutura, uno de los bordes queda mas largo que el otro, dejando una deformidad en forma de mamelón terminal.

  • En las laceraciones curvilíneas.

Contraindicaciones:

  • Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta                           

    • Material de sutura con aguja:  el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.

    • Porta agujas

    • Mosquito

    • Pinzas (con o sin dientes)

    • Hoja y mango de bisturí

    • Separador

Técnica:

  • Es necesario resecar el mamelón.

  • Se hace el trazado de la incisión en una vertiente , después de ponerla ligeramente tensa con las pinzas, o con un separador, siguiendo la dirección de la cicatriz.

  • Se hace una nueva incisión en la vertiente opuesta , también con la misma dirección que la cicatriz, paralela a la anterior.

  • Se ha ampliado la zona de sutura, pero ahora sin deformidad.

  • Se termina la sutura con los puntos habituales.

 

 

 

Cierre en V-Y

Indicaciones:

Cierre de una herida en forma de V (triangular) con perdida de tejido o márgenes no viables, en el colgajo.

Contraindicaciones:

  • Heridas sucias, con signos de infección, necrosis, mala vascularización.

Material necesario:

  • Anestésico

  • Suero fisiológico

  • Paños asépticos, guantes, desinfectante

  • Material de cirugía:

    • Tijeras de punta recta                              

    • Material de sutura con aguja:  el adecuado según el tipo de piel, la herida, etc.

    • Porta agujas

    • Mosquito

    • Pinzas (con o sin dientes)

    • Hoja y mango de bisturí

Técnica:

  • Cortar y desbridar el tejido que no es viable usando el bisturí y traccionando con una pinza el extremo del colgajo.

  • Se colocan puntos simples en el extremo de la Y formada, creando de este modo una nueva esquina pero ya de tejido viable.  En esta zona se coloca un punto de esquina (ya comentado).

  • Y puntos simples para terminar de cerrar.

 

Complicaciones de la sutura

   Las complicaciones derivadas de la sutura son parecidas independientemente del punto que decidamos usar.

  • Hemorragia intra-postoperatoria: Para evitarla debe usarse un vasoconstrictor siempre que sea posible, o isquemia digital. Se pueden usar la ligadura de vasos, el bisturí de coagulación, etc. si fuese necesario.

  • Hematoma-seroma: Por una deficiente aproximación de tejidos dejando espacios muertos bajo la capa superficial. Van a distorsionar la herida, y pueden llegar a infectarse.   Debe evitarse aproximando correctamente el tejido en toda su profundidad. Es especialmente importante considerar cuando se debe usar una sutura intradérmica, que evita dejar huecos.

  • Infección: Tanto del tejido, como de los bordes, puede llegar a evitar la cicatrización correcta. Se debe evitar prestando atención a la asepsia antes de proceder con la sutura.

  • Dehiscencia: Por una incorrecta aproximación de bordes, por la retirada precoz de los puntos o por el uso de un material inadecuado (sutura demasiado fina, etc). Puede llegar a requerir una intervención quirúrgica.

  • Granuloma: Producido por reacción del individuo con el material de sutura. Debe retirarse este, y tratar de limpiar y volver a cerrar la herida.

  • Necrosis: Por excesiva tensión de los puntos, que dificultan la circulación. El proceso de reepitelizacion requiere un adecuado aporte vascular. Es necesario desbridar, tratar como una herida sucia, y vigilar por si se agrava: infección necrotizante, necrosis de tejidos profundos, etc.

  • Hiperpigmentación: Se debe tratar de evitar recomendando al paciente que proteja la cicatriz del sol durante al menos un año. El uso de protectores solares, hará que la nueva piel tenga una pigmentación no excesiva.

  • Cicatriz hipertrófica: Prominente, pero que respeta los limites de la cicatriz. Suele ser necesaria la derivación para cirugía.

  • Cicatriz queloidea: No respeta límites. Como tratamiento paliativo están las infiltraciones con corticoides, parches de presión, etc.  La piel de los varones negros, es muy propensa a este tipo de cicatriz.

Errores más frecuentes

  • Incorrecta asepsia durante el proceso.

  • Pinchazos accidentales por no mantener controlada la aguja.

Criterios de derivación al especialista

  • Cuando exista necrosis importante, con afectación de planos profundos, como miositis, osteomielitis, etc.

  • Cuando la herida esta situada en una zona de riesgo, como es el surco retroauricular, el ángulo submandibular, próximo a arterias importantes, etc.

Tras la sutura

  • El tiempo para la retirada de los puntos depende del lugar donde esta la herida, del tipo de hilo/material empleado:

    • Cuero cabelludo: grapas.  8-10 días.    

    • Cuello-cara: hilo fino de 4:0 - 4-6 días.

    • Tronco, extremidades: hilo de 3:0 a 4:0 - 8-10 días.

  • Se usa para retirar puntos una pinza y una hoja de bisturí.

  • Para retirar las grapas existe un dispositivo especial, el quitagrapas, que ejerce presión sobre el punto medio de la grapa y así los extremos salen con facilidad.

  • Debe recomendarse al paciente que mantenga seca y limpia la herida, y protegida del sol durante los próximos 6-12 meses.

Bibliografía

  • Arribas Blanco JM. Cirugía menor y procedimientos en Medicina de Familia. Madrid: Jarpyo editores; 2000.
  • Barrett B.M. Manual de cuidados en cirugía plástica. Barcelona: Salvat; 1998: 111-142.
  • Coiffman  F. Cirugía plástica reconstructiva y estética. 2º ed.  Barcelona: Masson/Salvat; 2004: 157-200.
  • Gómez Alvarez S,  Lugo Olín E. Atlas de técnicas para nudos y suturas quirúrgicos. México: Ed. Trillas;  2003.
  • López García de Viedma, A. Manual de suturas. Madrid: Ed. Menarini;  2005.
  • Manual de cirugía menor en atención primaria, Xunta de Galicia. 2005.
  • Pera C. Cirugía: fundamentos, indicaciones y opciones.Barcelona: Ed. Masson; 2004: 18-58.
  • Rosen P, Chan TC, Vilke GM, Sterbach G. Atlas de procedimientos de urgencias. Madrid: Elservier; 2005: 206-221.
  • Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora. SECPRE. [Internet]. Disponible en: http://www.secpre.org/
  • Schwartz Seymour. Principios de cirugía. Ed, McGraw-Hill-Iinteramericana. 2000. Pag 289-323
   

Os invito a que participéis activamente en este capítulo, dejando vuestras aportaciones en la

Sección de comentarios


[Atrás] [Arriba] [Siguiente]


ISSN: 1885-7124

Este sitio se actualizó por última vez el 26/02/2014