Capitulo 106

Arriba
Capitulo 99
Capitulo 100
Capitulo 101
Capitulo 102
Capitulo 103
Capitulo 104
Capitulo 105
Capitulo 106
Capitulo 107
Capitulo 108
Capitulo 109
Capitulo 110
Capitulo 111
Capitulo 112
Capitulo 113
Capitulo 114
Capitulo 115
Capitulo 116
Capitulo 117

 

Capitulo 106: Alimentación del paciente pediátrico en estado crítico


Autores:

  •  Yolanda Puerta Ortega

    •  Correo: neida13@hotmail.com

    •  Titulación académica: Diplomada en Enfermería

    •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Hospital Universitario Gregorio Marañón. Madrid. España


Resumen:

   Se comentaran los diferentes tipos de alimentación que se suelen utilizar en estos casos, explicando las características de cada una, las vías por las que se administran y la manera de hacerlo.

   Se explicaría cómo hacer los cálculos de las necesidades energéticas para cada niño y se explicaría un método, la calorimetría indirecta.


Alimentación del paciente pediátrico en estado crítico

 

INTRODUCCIÓN

   La nutrición es fundamental a esta edad, y debemos prestar especial atención en los niños críticos, ya que su función principal no va a ser que el niño gane peso y crezca, como sabemos la mayoría de estos niños están sometidos a estrés, traumas, sepsis y otras situaciones que favorecen la desnutrición y esto nos va a suponer un empeoramiento de la enfermedad de base, retraso en su recuperación, aparición de múltiples complicaciones y todo esto conlleva una prolongación de su estancia en nuestra unidad y los riesgo que existen, como un aumento de la morbilidad, contraer infecciones, etc..

 

DEFINICIÓN

   Proporcionar al niño los nutrientes necesarios según su edad y situación, evitando el exceso de calorías, para ello se iniciará la alimentación lo antes posible, en las primeras 24 - 48 horas tras su ingreso en la unidad.

 

OBJETIVOS

  • El objetivo principal es proporcionar al niño crítico la alimentación adecuada según su edad y sus necesidades según su evolución.

  • Evitar la pérdida de masa corporal.

  • Evitar la pérdida de respuesta inmunitaria.

  • Favorecer la cicatrización de las heridas.

  • Valorar la vía de administración más adecuada.

  • Conocer los diferentes tipos de fórmulas y seleccionar la más conveniente.

  • Conocer, vigilar y solucionar las posibles complicaciones de su administración.

  • Establecer unos protocolos de actuación en base a los resultados obtenidos.

DESCRIPCIÓN

   En este capítulo vamos a ver  la importancia de administrar la adecuada alimentación al niño, las diferentes formas de hacerlo, ventajas e inconvenientes y las complicaciones que nos pueden aparecer. También hablaremos un método para calcular las calorías que necesita el niño en estado de reposo.

 

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

  • Existen varias formas para administrar la alimentación, se elegirá la manera más apropiada según cada situación y  la evolución del niño.

  • Las vías de administración las podemos clasificar:

    • Nutrición Oral

    • Nutrición Enteral:

      • Sonda Nasográstrica

      • Sonda Traspilórica

        • Sonda Duodenal

        • Sonda Yeyunal

      • Gastrostomía

      • Yeyunostomía

    • Nutrición Parenteral

      • Vía Central

      • Vía Periférica

NUTRICIÓN ORAL

   Es la mejor manera para la alimentación siempre que sea posible.

Ventajas

  • Es la forma más fisiológica para la alimentación

  • Proporciona una mejor nutrición

  • Presenta menos complicaciones

  • Ayuda a la madurez gastrointestinal en neonatos.

  • Proporciona gratificación oral y alivia el hambre.

NUTRICIÓN ENTERAL

  • Consiste en administrar la fórmula alimentaría líquida adecuada para cada niño, en las diferentes zonas del tracto digestivo.

  • Es la vía más utilizada, ya que por la situación de los pacientes críticos poco pacientes tienen tolerancia oral.

  • Esta vía es condicionada por el estado nutricional del niño, por su patología y por el funcionamiento del tracto intestinal.

  • En este tipo de alimentación se pueden usar sondas de polivinilo, poliuretano y de silicona, estas últimas son las más usadas ya que son las que más tiempo se pueden mantener puestas, estas pueden ser simples, lastradas o con fiador.

  • Se puede realizar distintos mecanismos de infusión, tipo peristáltico, en bolos, por gravedad y por volumen (Fig. 2)

Indicaciones

  • Esta vía de administración, se utiliza en niños que no pueden, no  deben o no quieren tomar alimento.

  • Pacientes con alimentación parenteral y se quiera iniciar tolerancia digestiva.

  • Pacientes con requerimientos energéticos incrementados (insuficiencia cardiorrespiratoria, neurológicos, cardiopatías congénitas corregidas, patología metabólica,…)

  • Pacientes con problemas de digestión y/o absorción (Cirugías, diarreas crónicas,…)

Ventajas

  • Es una manera fisiológica

  • Permite recuperar o mantener  la función  del tubo digestivo ( secreciones enzimáticas, mantener la flora intestinal, motilidad gastrointestinal,..)

  • Tiene menos complicaciones que la vía parenteral

Contraindicaciones

  • Obstrucción intestinal

  • Cirugía gastrointestinal reciente

  • Enterocolitis necrotizante

  • Hemorragia digestiva importante

La administración del alimento se puede hacer:

  • Sonda Nasogástrica (SNG) (Fig.1)

    • La sonda se suele poner nasogástrica, pero en paciente con problemas en vías respiratorias altas o en neonatos muy prematuros, se suele utilizar orogástrica, esta sonda queda alojada en estómago.

    • La alimentación se puede realizar de manera intermitente o continua.

      • Una ventaja de la alimentación intermitente es permite descanso gástrico y que se realice una digestión fisiológica, pero hay que tener en cuenta, que la digestión puede producir alguna repercusión hemodinámica y respiratoria La alimentación intermitente se realiza en lactantes cada 3-4 horas y en mayores 4 tomas al día. Siempre cuando se inicia una alimentación, se empieza por una cantidad pequeña y se comprueba si el niño tolera, para saberlo:

        • # 1 hora después de la toma, se aspira por la sonda para medir restos, si se extraen ‹ 25% de la cantidad administrada, el niño tolera y se va aumentando paulatinamente la dosis  hasta alcanzar la cantidad calculada.

        • La alimentación de manera continua, es mejor tolerada por los pacientes críticos, siendo necesario cada cierto tiempo desconectar la alimentación durante unos 15-20 minutos y dejar la sonda abierta  para facilitar la descompresión gástrica y evitar la distensión abdominal que puede repercutir a nivel hemodinámica y respiratorio.  También se debe comprobar si  el niño tolera,  Tras 3 horas de alimentación continua, medimos restos y según estos:

          • ‹ 25% aumentaremos el ritmo.

          • 25-50% mantenemos el ritmo

          • › 50% comprobamos la posición de la sonda y disminuiremos el ritmo. Si se comprueba que el niño no tolera, se deja en absoluta y se iniciará al día siguiente.

    • Hay que tener en cuenta el riesgo que hay de vómitos y aspiraciones por lo que está contraindicada en pacientes con pseudorelajación.

Fig. 1 SNG (blanca) y STP (amarilla).
  • Sonda Traspilórica (STP) (Fig.1)

    • La sonda tras pasar el píloro puede encontrarse en duodeno o en yeyuno.

    • Es menos fisiológica que la anterior pero evitamos las digestión gástrica y los posibles riesgo que conlleva.

    • Requiere que la alimentación sea de manera continua

    • Es necesaria una SNG para medir y evacuar los restos gástricos.

    • No está contraindicada en pacientes con sedación y relajación muscular.

  • Gastrostomía (Fig. 3) y Yeyunostomía.

    • Indicaciones:

      • Cuando la alimentación enteral se va a prolongar más de 2 meses.

      • Cirugía digestiva superior.

    • La alimentación se puede realizar de manera intermitente y continua teniendo en cuenta las posibles complicaciones de cada una.

    • Complicaciones

      • Obstrucción de la sonda.

      • Extracción accidental.

      • Perforación gástrica.

      • Fuga del contenido gástrico al peritoneo.

      • Absceso en la pared

      • Celulitis.

      • Pérdida peritubo

      • Infección en la salida cutánea.

      • Necrosis de la pared abdominal.

      • Hemorragia gastrointestinal.

Fig. 3 Grastrostomia.

Mantenimiento de las sondas según se infunde el alimento:

  • Intermitente

    • Lavar la sonda antes y después de la infusión o administración de medicación con agua o SF.

  • Continua

    • Lavar la sonda cada 6-8 horas según la alimentación y tipo de sonda.

  • Realizar los preparados y su administración en condiciones asépticas.

  • Mantener los preparados a 4º C para su conservación.

  • El volumen y la concentración de la alimentación se hace teniendo en cuenta la edad del niño, su peso, el estado nutricional y su patología.

Los tipos de alimentación que podemos administrar son:

  • Dietas Completas

    • Poliméricas con proteínas enteras, hidratos de carbono complejos, grasas, vitaminas y minerales.

      • El contenido proteico se indica con el porcentaje de calorías, este suele ser del 9 al 15%, son obtenidas de proteínas de carne, extractos de soja, lactoalbúmina y ovoalbúmina. Pueden clasificarse en normoproteícas (11-15%) e hiperproteícas            ( › 16%).

      • El contenido graso puede se estándar ( › 20%), bajo en grasa           ( 5-20%) y libre de grasa (‹ 5%) obtenidas de aceite vegetal.

      • Los H de C suelen ser almidón y dextrinomaltosa de baja osmolaridad, fácil digestión y/o absorción, la lactosa suele ser nulo o mínimo ya que es mal tolerada por pacientes críticos o malnutridos.

      • Todas contienen los minerales y electrolitos necesarios, no contienen gluten ni fibra. La fibra solo la contienen preparados especiales, fibra insoluble para evitar el estreñimiento y la hidrosoluble para evitar la diarrea.

      • La densidad  calórica es isocalórica (1ml= 0.7 Kcal) o hipercalóricas (1ml= ›1.5 Kcal).

NOMBRE Kcal./100ml  Proteína/grasa/HC
Isosource Junior  120  
2.6  /  4.7  /  17    
Meritene Junior 150  5.6  /  5.8  /  18.9
Pediasure 100 2.8  /  4.98  /  11.16
Pediasure Plus 150 4.2  /  7.47  /  16.74
Pentaset Pediátrico 100 2.75  /  4.5  /  12.2
  • Oligoméricas

    • Peptídicas, están formadas por oligopéptidos con péptidos de longitud variable obtenidos por hidrólisis térmica y/o enzimática de leche, soja u otras fuentes.

    • Fórmulas elementales con L aminoácidos de síntesis, estos se deben tener en cuenta según la patología ya que pueden aumentar la osmolaridad.

  • Dietas Modulares

    • Formadas por principios inmediatos aislados, según las necesidades nutricionales del paciente. Estos se presentan de dos maneras, líquidas o en polvo.

  • Suplementos calóricos usados son:

    • Dextrinomaltosa   1g = 3.8 kcal   ( Maxijul R , Fantomalt R , Polycose R )

    • Triglicéridos de Cadena Larga. Emulsión LCT R  1ml = 4.5 kcal Solagen R     1ml = 4.3 kcal

    • Triglicéridos de cadena Media ( MCT):    LiquigenR   1ml = 4.5 kcal. MCT WandeR  1ml = 7.84 kcal

    • HC + Grasas: Duocal Líquido R   1ml = 1.5 kcal. Polvo 1 g = 4.92 kcal. MCT Duacal R 1ml = 4.8 kcal

  • En dietas especiales encontramos:

    • Insuficiencia Renal: Suplena R 1 ml = 2 Kcal

    • Ricas en MCT:

      • Nutridrink R  1 ml = 1.5 Kcal

      • Portagen R 80% MCT (indicada en Quilotórax).

    • Insuficiencia Respiratoria (bajo contenido en HC y alto en grasa): PulmocareR  1ml = 1.5 Kcal

    • Hipermetabolismo:  Impart R ( hiperprotéica, normocalórica, con arginina,

      ác. Omega y nucleótidos).

    • Baja en Sodio: Pentaset bajo en sodio.

    • * El Monogen R  es un tipo de leche que está indicada en alteraciones linfáticas, alteraciones del metabolismo lipídico (Linfangiectasia intestinal, Abetalipoproteimenia Tipo I, Quilotórax, Esteatorrea intratable, postoperatorio del síndrome del intestino corto y en el defecto en la Beta oxidación de los ácidos de cadena larga o muy larga).Su composición es:

      • Por 100 grs:

        •  Energía Kj ( Kcal): 1786 (424)

        • Proteínas:11.4 g

        • HC: 68 g

        • Lípidos: 11.8 g:

          • Saturados 10.3 g

          • Monoinsaturados 0.35 g

          • Poliinsaturados  0.6 g

Según la edad del niño podemos guiarnos:

  • Menores de 3 años:

    • Leche infantil o Fórmula adaptada al 13%   1 g = 5 Kcal: 1 cc = 0.7 Kcal

    • Hidrolizado de proteínas al 15-17%, se utiliza si el niño presenta diarrea con la leche infantil o tiene intolerancia a las proteínas de leche de vaca. 1 g = 5.2 Kcal

  • De 3 a 10 años:

    • Fórmula Completa pediátrica

      • Isosource Pediátrico R  1 ml = 1.2 Kcal

      • Pentaset Pediátrico R , Pediasure  R  1 ml = 1 Kcal

  • * Mayores de 10 años:

    • Fórmula Completa de adultos (Precitene R , Pentaset R , Fresubin R )                        1 ml = 1 Kcal

    • Fórmulas Hiperproteícas

      • Precitene Hiperproteíco R   1 ml = 1.2 Kcal

      • Traumacal R    1 ml = 1.5 Kcal

    • Fórmulas Hipercalóricas  (Pentadrink R, Precitene Energético R, Pentaset Energético R)   1 ml = 1.5 Kcal

  • El tipo de alimento adecuado para cada niño será prescrito por el médico.

  • A la leche también podemos añadir cereales con y sin gluten según la edad del niño.

Las complicaciones que podemos encontrarnos con este tipo de nutrición las vamos a clasificar:

  • Derivadas de la sonda.

    • Perforación al insertar la sonda

    • Lesión en el ala de la nariz

    • Sinusitis

    • Infecciones

    • Otitis

    • Celulitis

    • Estenosis pilórica

    • Irritación nasofaringea

  • Derivadas de la alimentación

    • Oclusión de la sonda

    • Aspiración

    • Vómitos

    • Distensión abdominal

    • Intolerancia del alimento

    • Diarrea

    • Estreñimiento

    • Desequilibrios hidroelectrolíticos

    • Alteraciones  del metabolismo glucídico

El tratamiento de las dos complicaciones más habituales es:

  • Diarrea

    • Valorar la cantidad y características de las deposiciones

    • Coger muestra para cultivo

    • Valorar si también hay distensión abdominal

    • Valorar si tiene medicación, iones en la dieta, el volumen y la osmaolaridad de esta, si son los causantes retirarlos si el posible.

    • Si mejora, seguir igual unos días y luego ir aumentando el volumen y la concentración.

    • Si no mejora,  cambiar la dieta  y si continúa dejar  en dieta absoluta para valorar  si se inicia nutrición parenteral o no.

  • Estreñimiento

    • Valorar la dosis de relajantes musculares  y de sedación.

    • Poner un enema jabonoso y si no funciona, añadir laxantes al tratamiento

    • Cambiar la dieta por una con fibra

    • Si mejora, continuar igual

    • Si no mejora, valorar la distensión abdominal, disminuir el volumen de nutrición y valorar disminuir los relajantes y sedantes, si tras todas estas medidas no mejora, dejar en dieta absoluta e iniciar nutrición parenteral.

Fig. 2 Bomba de infusión

NUTRICIÓN PARENTERAL

  • Es la administración directa en el sistema venoso de  los nutrientes que el paciente necesita. Esta puede ser total, es decir, aportar todos los nutrientes (NPT) o parcial, es decir, solo los necesarios (NPP).

  • Indicaciones:

    • Cuando sea imposible la vía digestiva durante más de 4-5 días desde su ingreso en la unidad.

    • Malformaciones digestivas.

    • Resecciones intestinales amplias.

    • Íleo Paralítico.

    • Peritonitis

  • Ventajas:

    • Permite cubrir todas las necesidades del paciente crítico sin influir la edad y patología de base.

  • Vías de administración:

    • Periférica

      • Cuando la osmolaridad del alimento no sea superior de 800 mOsm/l           ( 0.66 Kcal/ml) y su duración sea inferior a 2 semanas.

    • Central.

      • Cuando la osmolaridad es entre 1300-1500mOsm/l, se puede llegar incluso hasta 1800 mOsm/l o si su duración va a ser superior a 2 semanas.

  • Su composición estará equilibrada:

    • H de C: 50-60%

    • Lípidos: 30-40%

    • Proteínas: 10-15%

  • Las complicaciones:

    • Para evitarlas debemos iniciar lo antes posible la NE.

    • Derivadas del catéter

      • Infección y sepsis.

      • Obstrucción del catéter

      • Vasculares (tromboflebitis, trombosis venosa)

      • Arritmias por la mala posición del catéter.

    • Metabólicas

      • Alteración de los iones (hiper/hipoglucemia, hiper/hiponatremia,…)

      • Hipertrigliceridemia

      • Acidosis metabólica.

      • Sobrealimentación.

    • Gastrointestinales

      • Atrofia intestinal

  • La alimentación de esta forma, es preparada en dietética y el dietista es el que calcula las necesidades del niño (Fig.4) (Fig.5)

Fig. 4  NPT Fig. 5 Etiqueta de dietética

 

MEDIDOR DE CALORIAS

  • El monitor mide los parámetros de volumen, O2 inspirado y espirado, CO2 espirado. Realiza los cálculos entre el O2 inspirado y el CO2 espirado, valorando el O2 que consume el niño y así calcula las calorías que gasta.

  • Este monitor se utiliza para medir las calorías que necesita el niño en estado de reposo, se emplea en niños en estado crítico ya que se encuentran con relajantes musculares y sedación.

  • Es necesario calcular adecuadamente las calorías ya que si  aportamos más o menos calorías de las necesarias podemos encontrarnos:

    • Aporte insuficiente

      • Oxidación de grasa endógena

      • Pérdida de masa corporal magra.

      • Disminución de peso.

      • Disminución en la capacidad de los músculos respiratorios.

      • Aumento de la morbi-mortalidad.

    • Sobrealimentación:

      • Aumenta el consumo de O2.

      • Aumenta en la producción de CO2.

      • Aumenta la dependencia del respirador.

      • Aumenta la hipogénesis, el daño celular hepático.

      • Hiperglucemia.

      • Inhibe la capacidad del sistema reticuloendoteral para eliminar bacterias.

  • Se calcula, colocando una pieza del monitor  (Fig. 5 y 6) entre el tubo del niño y las tubuladuras del respirador y se deja hasta que el indicador de calorías (Fig. 8) se queda estable y no se modifica más, aproximadamente se calcula en unos 20 minutos.

Fig. 5 Pieza del monitor Fig. 6 Conexión niño-monitor
Fig. 7 Monitor de calorías Fig. 8 Indicador de calorías

 

BIBLIOGRAFIA

  • J. López-Herce Cid, C. Calvo Rey, MJ. Lorente Acosta, D. Jaimovich, A. Baltodano Agüero. Manual de Cuidados Intensivos Pediátricos. 1ª Edición

  • J.J Alcón Sáez, J. Mataix Gil, M.A Elía Martinez, J. Dalmau Serra Nutrición Infantil. Acta Pediátrica  Española Vol. 62  nº 9 En: Nutrición  enteral pediátrica. Indicaciones para su uso y revisión de las fórmulas existentes en España. 2004

  • Lama More RA. Nutrición artificial, En: Arguelles Martín F, Polanco Allué I, eds, Manual de Gastroenterología pediátrica. Granada: Editorias Comares 1966

  • Lama More RA. Manejo de las fórmulas especiales. En: Arguelles Martín F, Polanco Allué I, eds, Manual de Gastroenterología pediátrica. Granada: Editorias Comares 1966

  • E. Dickason , B. Silverman , M.Schult. Enfermería Maternoinfantil  2ª Edición Vol. 2 Paradigma

   

Os invito a que participéis activamente en este capítulo, dejando vuestras aportaciones en la

Sección de comentarios


[Atrás] [Arriba] [Siguiente]


ISSN: 1885-7124

Este sitio se actualizó por última vez el 26/02/2014