Capitulo 55

Arriba
Capitulo 53
Capitulo 54
Capitulo 55
Capitulo 56
Capitulo 57
Capitulo 58
Capitulo 59
Capitulo 60
Capitulo 61
Capitulo 62
Capitulo 63
Capitulo 64
Capitulo 65
Capitulo 66

 

Capitulo 55: Monitorización cardiaca


Autores:

  • María José Herruzo Grande

    •  Correo: mj_grande@yahoo.es

    •  Titulación académica: Diplomada en Enfermería

    •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid)

  • Rosa María Reig Lorenzo

    •  Correo: rosareig26@hotmail.com

    •  Titulación académica: Diplomada en Enfermería

    •  Centro de Trabajo: Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid)

     


Resumen:

    El uso de monitores permite controlar las funciones vitales de los pacientes, complementan la función de la enfermera/o pero nunca la sustituye. La monitorización no tiene porque implicar gravedad sino sólo la necesidad de un control riguroso de las funciones vitales.

    Definiremos como monitorización cardiaca la monitorización de los tres parámetros siguientes:

  • Frecuencia cardiaca:

    •  definición

    •  objetivos

    •  variables a contemplar:

      • F.C

      • ritmo cardiaco

      • morfología QRS

  • Frecuencia respiratoria:

    •  F.R

    •  patrón respiratorio

    •  Oxigenación por oximetria de pulso (pulsioximetria)

    •  definición

    •  objetivos

    •  bases de funcionamiento

consideraciones


Monitorización cardiaca

   El uso de monitores nos permite controlar las funciones vitales y complementan nuestra función. La monitorización no siempre implica gravedad sino la necesidad de un control exhaustivo de las funciones vitales. Como parámetros de la monitorización cardíaca, trataremos la F.C, F.R. y pulsioximetría.

(Foto1: Monitorización cardiaca)

 

1.- MONITORIZACIÓN DE LA FRECUENCIA CARDÍACA

Definición: es la recogida de la actividad eléctrica cardíaca mediante el uso de tres electrodos dispuestos sobre el tórax del niño.

Objetivo: valoración del ECG incluyendo el análisis de la frecuencia cardíaca, el ritmo y la morfología de los complejos QRS.

Material y procedimientos: tenemos dos tipos de monitor de frecuencia:

  1. los que registran sólo FC con registro electrocardiográfico

  2. los que registran en pantalla FC con registro electrocardiográfico digital de ésta y saturación de oxígeno con registro digital y curva. Además se puede monitorizar TA con curva, PVC, PAI y temperatura.

(Foto 2. Monitor )

   La actividad eléctrica del corazón será recogida en el monitor mediante tres electrodos precordiales dispuestos sobre el tórax del niño de la siguiente manera:

  •  electrodo rojo: hombro derecho

  •  electrodo amarillo: hombro izquierdo

  •  electrodo verde o negro: debajo de mamila izquierda o en miembro inferior izquierdo

(Foto 3: electrodos)

     Después de colocar los electrodos, fijaremos en el monitor los límites de alarma según edad del niño, para que nos avise en caso de sobrepasar estos límites. Cuando suene una alarma, primero miraremos al niño para buscar la causa: valoraremos coloración, respiraciones, artefacto o desplazamiento de algún electrodo, y sólo después apagaremos la alarma.

Variables a contemplar en la monitorización de la F.C: en el registro electrocardiográfico continuo se valorará: F.C, ritmo y morfología QRS.

  1. F.C: los aspectos a considerar en la F.C. son la edad, temperatura, nivel de estrés, vigilia-sueño y efectos secundarios de alguna medicación. Se valorará la aparición de bradicardias o bradiarritimias cuando la F.C es más baja de lo normal para la edad del niño y de taquicardias o taquiarritmias cuando la FC es más alta de lo normal.

  2. Ritmo Cardíaco y morfología QRS: vigilar:

    • Regularidad distinguiendo interferencias y artefactos

    • Existencia de ondas P normales seguidas de QRS estrechos y de morfología normal

    En la monitorización con tres electrodos vemos las derivaciones I, II, III, donde la onda P siempre será positiva si los electrodos están bien colocados.

 

2.- MONITORIZACIÓN DE LA FRECUENCIA RESPIRATORIA

    El registro de la FR se hará con los mismos electrodos usados para captar la FC. El registro de la FR es importante en neonatología para identificar respiraciones periódicas y pausas de apnea. Al igual que en la monitorización de la frecuencia cardíaca, aquí también fijaremos los límites de alarma en el monitor.

Variables a contemplar en la monitorización de la FR:

  1. FR: puede ser : normal o presentar bradipnea (cuando la FR es inferior a la normal para la edad del niño) o polipnea (cuando la FR es superior a la normal). La FR influirá aspectos como temperatura, vigilia-sueño, tratamiento farmacológico, distrés, dolor y acidosis.

  2. Patrón respiratorio: puede ser regular, superficial e irregular. En el patrón respiratorio influirán la expansión del tórax durante la inspiración y la existencia de respiraciones periódicas o de pausas de apneas (centrales u obstructivas).

3.- PULSIOXIMETRÍA

Definición: es la medición no invasiva del oxígeno transportado por la hemoglobina en el interior de los vasos sanguíneos.

Objetivo: obtener información continua de la saturación de oxígeno para valorar el estado de oxigenación del niño.

Material: la medición se realizará a través de una sonda  que tiene un sensor que debe colocarse sobre la piel coincidiendo con un tramo de una arteria sobre una superficie dura con buen pulso, y además el electrodo emisor y receptor deben estar perfectamente enfrentados para obtener un valor fiable.

(Foto 4: Sonda de saturación)

Es importante rotar el lugar de la sonda de saturación para evitar quemaduras.

Ventajas:

  •  respuesta rápida sin calibración

  •  escaso riesgo de daño local

  •  poco afectado por la perfusión cutánea

Desventajas:

  •  necesita una presión de pulso adecuado

  •  errores de lectura con luz intensa

  •  su lectura es menos exacta con cifras altas de bilirrubina

  •  su lectura se dificulta con el movimiento

Existen otros factores que van a influir en la lectura de la oxigenación:

  •  si existe anemia puede registrar una saturación alta

  •  si existe un pH < 7 y pH > 7,60 pueden dar lecturas bajas por disminución de la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno

  • pulsaciones venosas, insuficiencia cardíaca derecha o manguito de PA por encima del sensor dan una lectura baja.

BIBLIOGRAFÍA

  • CRESPO, C: Monitorización Cardíaca. Cap.31.Cuidados de enfermería en neonatología. Ed. Síntesis

  • VV.AA: Protocolos de enfermería de unidad de neonatología. Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

 

 

   

Os invito a que participéis activamente en este capítulo, dejando vuestras aportaciones en la

Sección de comentarios


[Atrás] [Arriba] [Siguiente]


ISSN: 1885-7124

Este sitio se actualizó por última vez el 26/02/2014